sábado, 14 de agosto de 2010

Higado con salsa de tomate



Imagen cortesia de :http://www.enciclopediadegastronomia.es/recetas/platos-de-carne/recetas-de-casqueria-y-foie/higado-encebollado.html
Dificultad: muy fácil
Ingredientes para 4 personas:
  • 750 gr de hígado de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • aceite
  • 1 pimiento cayena
  • 4 cucharadas de puré de tomate
  • sal, pimienta
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • perejil picado (al gusto)

Preparación:
Lavamos el hígado debajo de un chorro de agua y dejamos escurrir en un colador. Laminamos el ajo y lo ponemos en una sarten con un poco de aceite caliente y el pimiento de cayena, cuanto el aceite quede perfumado retiramos tanto el ajo como la cayena y añadimos la cebolla cortada en juliana, dejamos que se poche un poco.

Mientras cortamos el hígado, salpimentamos y lo marcamos un poco junto a la cebolla ya pochada. Añadimos el vino, la hoja de laurel y la salsa de tomate, removemos y dejamos hacer 10 min. un poco antes espolvoreamos con perejil picado.

Sin la salsa de tomate y con algo mas de cebolla seria un buen hígado encebollado.

Bon Profit.

6 comentarios:

Gloria dijo...

Me encanta el hígado, así que probaré ha hacerlo de este modo ya que siempre lo hago encebollado.
Un beso

Pedro dijo...

A mi me gusta mucho frito en un poco de aceite y mientras se hace, en un mortero machaco ajo y perejil, rocío con unas gotas de limón, sal, y el aceite caliente de freír el hígado. Le pongo esta picada en el momento de servir y esta de muerte. SAludos.

mabelmdq dijo...

Voto por el acompañamiento del tomate, riquisimo Pedro. Un abrazo

Ague dijo...

Hola Pedro,
encantadora receta en casa nos gusta mucho el higado,así en salsa no lo he probado nunca,te tomo la receta.
Bueno nada decirte que soy seguidora de tu blog y si lo deseas quedás invitado a pasar por el mio.
Saludos ¡¡¡¡¡¡

Mª ángeles dijo...

Buenos Días Pedro:
Mi madre que es de Jaén, hacía esta receta (o parecida, no me acuerdo muy bien) y gustaba mucho en casa.
Yono lo he comido hace mucho tiempo. Yo digo en mi casa, a mi familia, que voy a poner hígado con tomate, y me echan de la casa. Así es que mejor me callo, lo hago y que lo prueben, y después ya veremos quién sale.
Gracias por traerme a la memoria esos olores y sabores.
Ah, yo también me apunto y me hago seguidora tuya. Tiens un blog muy original. Me gustan las anillas.

Mietta dijo...

tiene muy buena pinta! hay que probarlo.

Publicar un comentario en la entrada